Examen de cabeza y cuello

Oídos
• Inspeccionar los oídos en busca de anormalidades (p. ej., tofos, cánceres de piel).
• Examinar con otoscopio: buscar pus, cerumen, otras obstrucciones y la membrana del tímpano.
• Prueba de audición, equilibrio y búsqueda de nistagmo.
Nariz 
• Inspeccionar la nariz en busca de fracturas previas, nariz en “silla de montar” o rinorrea. Examinar las narinas y los cornetes, y valorar el flujo de aire a través de la nariz.
• Hacer pruebas del sentido del olfato y dolor a la palpación en los senos paranasales mediante percusión.
Boca y faringe
• Examinar con la ayuda de una linterna y un abatelenguas labios, lengua, encías y dientes.
• Buscar queilitis angular, telangiectasia, pigmentación, atrofia o fasciculación de la lengua. Pedir al paciente que saque la lengua y que toque el paladar.
• Considerar la posibilidad de abscesos dentales.
• Explorar amígdalas, úvula y pared posterior, glándulas salivales.
Pedir al paciente que diga “aaah”. ¿Se observan inflamación, exudados, aumento de volumen o crecimientos anormales? Palpar cualquier anormalidad visible con un dedo enguantado.
Cuello
• Explorar la cara anterior, posterior y lateral en busca de masas, pulsaciones, nódulos, deformidad. Definir la relación de cualquier protuberancia con la piel, músculos, tráquea y tiroides. Valorar el movimiento de tal protuberancia durante la deglución.
• No todas las protuberancias que se encuentran en el cuello son ganglios linfáticos. Considerar la posibilidad de quiste branquial, fístula branquial, tumor del cuerpo carotídeo, higroma quístico, bolsa
faríngea, costilla cervical, quiste tirogloso, nódulo tiroideo o bocio.
• Examinar los movimientos activos y pasivos de flexión, extensión, rotación y flexión lateral. Examinar en busca de dolor a la palpación de la columna cervical.
• Examinar las arterias carótidas y la presión venosa yugular.
Tiroides
• Buscar signos periféricos de tirotoxicosis y mixedema.
• Explorar el cuello: ¿hay bocio? ¿Presenta dolor a la palpación? ¿Crecimiento difuso de ganglio solitario? ¿Es duro, nodular?
• Pedir al paciente que tome un trago de agua y observar el cuello de nuevo. Palpar en busca de crecimiento de tiroides. Auscultar en busca de soplos. Examinar en busca de linfadenopatía relacionada. Percutir la parte superior del esternón para descubrir extensión de bocio retroesternal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .