Uso potencial de hidroxicloroquina, ivermectina y azitromicina en la lucha contra COVID-19: tendencias, alcance y relevancia

Hidroxicloroquina

La primera categoría de drogas fue la cloroquina y su derivado más seguro, la hidroxicloroquina, que puede actuar como agente terapéutico contra la infección por COVID-19. Anteriormente, ambos se han utilizado ampliamente para el tratamiento de la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico. La cloroquina se usó inicialmente para el tratamiento de la malaria, pero Plasmodium falciparum desarrolló una resistencia sustancial contra ella. Con el desarrollo posterior de nuevos antipalúdicos, este medicamento ahora se está utilizando para la profilaxis de la malaria. En 1946, mediante la introducción del grupo hidroxilo en la cloroquina, se produjo un derivado conocido como hidroxicloroquina y se encontró que tenía una intoxicación menos aguda que la anterior. Ambas drogas, de lo contrario, comparten un mecanismo similar de acción y estructura. Estos medicamentos tienden a aumentar el pH dentro de las vacuolas intracelulares y actúan como base débil. Además, se sabe que alteran procesos como la degradación de proteínas por hidrolasas ácidas en el lisosoma, el ensamblaje de macromoléculas en los endosomas y la modificación posterior a la traducción de proteínas en el aparato de Golgi. En las últimas décadas, este medicamento ha recibido una atención más amplia, como un posible medicamento antiviral. Chang y sus colegas en 2014 revelaron que la hidroxicloroquina activa la inmunidad innata antiviral del huésped [ ] Este medicamento se acumula en los orgánulos celulares creando un ambiente ácido para inhibir la replicación de diferentes virus al interferir con el tráfico de endosomas / lisosomas o la maduración de proteínas virales durante la maduración de los viriones. Durante la reciente pandemia de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), se descubrió que la hidroxicloroquina actúa como una droga potencial en la lucha contra COVID-19. Algunos de los ensayos clínicos in vitro y mal controlados o no controlados revelaron que este fármaco tiene actividad contra el síndrome respiratorio agudo severo: coronavirus 2 (SARS-CoV-2). En China, los ensayos clínicos de hidroxicloroquina están en progreso para el tratamiento y manejo de la enfermedad COVID-19 (NCT04261517 y NCT04307693).

Ivermectina

Otro estudio reveló que la ivermectina, que es un fármaco antiparasitario de amplio espectro, demostró su eficacia contra COVID-19, que se presenta como una segunda línea de fármacos. Ivermectin es un medicamento aprobado por la FDA, conocido por tener una actividad antiviral de amplio espectro contra varios virus en condiciones in vitro. El SARS-CoV-2 (agente causal de COVID-19) es un virus de ARN monocatenario (sentido positivo) que está estrechamente relacionado con el coronavirus del SARS (SARS-CoV). Un estudio reciente sobre la ivermectina contra el SARS-CoV-2 en condiciones in vitro reveló que puede inhibir la replicación viral. El tratamiento único de este medicamento fue capaz de reducir el virus hasta 5000 veces en cultivo en 48 h. Sin embargo, no se informó ninguna reducción adicional con un aumento adicional en el período de tiempo, es decir, hasta 72 h. Además, no se observó toxicidad con el medicamento en ningún momento. Se desconoce el mecanismo por el cual la ivermectina respondió contra el virus CoV-19 y se cree que funciona de manera similar a la de otros virus. Se sabía que inhibía la importación nuclear de proteínas virales y del huésped. La proteína integrasa de virus y el heterodímero α / β1 de importina (IMP) fue responsable de la importación nuclear IN que aumenta aún más la infección ( Fig. 2 ). Como la mayoría de los virus de ARN dependen de IMPα / β1 durante la infección, la Ivermectina actúa sobre ella e inhibe la importación con el aumento de la respuesta antiviral.

Azitromicina

La tercera categoría de drogas terapéuticas es la azitromicina, que es una clase de antibióticos conocidos como macrólidos, que se usa para tratar infecciones como bronquitis, neumonía e infección por MAC ( complejo Mycobacterium avium ). Con la propagación de la neumonía viral SARS-CoV-2, que comenzó en Wuhan, China, muchos países del mundo comenzaron a desarrollar contramedidas para disminuir la propagación de la enfermedad. Los investigadores encontraron que, aparte de la hidroxicloroquina, se demostró que otro medicamento aprobado por la FDA conocido como azitromicina tiene efectos terapéuticos contra COVID-19 en un estudio realizado por un grupo de investigación en la Universidad de Nuevo México. Los investigadores pudieron demostrar que la azitromicina actuaba como una base débil lipófila acidotrópica que modula el pH de los endosomas y la red trans-Golgi ( Fig. 2) Esto condujo a efectos in vitro en los organelos intracelulares similares a los conferidos por la hidroxicloroquina. Esto indica además que este fármaco antimicrobiano tiene un inmenso valor terapéutico en lo que respecta al tratamiento de pacientes con COVID-19. Es necesario realizar ensayos clínicos con este medicamento, ya que puede actuar como profilaxis para disminuir la tasa de infección.

Figura 2


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7175902/#bib6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .