¿Este paciente con enfermedad hepática tiene cirrosis ?

Cuándo sospechar cirrosis:
A  menudo se sospecha cirrosis en pacientes con:

  • Estigmas de enfermedad hepática crónica descubiertos en el examen físico
  • Evidencia de cirrosis en pruebas de laboratorio o radiológicas o por visualización directa durante un procedimiento quirúrgico.
  • Evidencia de cirrosis descompensada, que se caracteriza por la presencia de complicaciones dramáticas y potencialmente mortales, como hemorragia por varices, ascitis, peritonitis bacteriana espontánea o encefalopatía hepática.

Un metaanálisis encontró que los factores con la mejor capacidad para predecir la cirrosis en adultos con enfermedad hepática conocida o sospechada incluían:

  • Presencia de ascitis (razón de verosimilitud [LR] 7.2)
  • Recuento de plaquetas <160.000 / mm 3 (LR 6,3)
  • Angiomas de araña (LR 4.3)
  • Puntuación discriminante de cirrosis de Bonacini superior a 7 (LR 9,4)

Los factores asociados con una baja probabilidad de cirrosis incluyeron:

  • Índice Lok <20 por ciento (LR 0.09)
  • Recuento de plaquetas de 160.000 / mm 3 o más (LR 0,29)
  • Ausencia de hepatomegalia (LR 0.37)

https://www.msdmanuals.com/medical-calculators/CirrhosisProbability_MC-es.htm

Pruebas de laboratorio
Se han propuesto varias pruebas no invasivas para el diagnóstico de cirrosis, pero ninguna ha surgido como estándar. Los ejemplos incluyen el índice de proporción de AST a plaquetas y FibroTest / FibroSure. Sin embargo, pueden proporcionar información complementaria a las pruebas de laboratorio convencionales. 

Estudios de imagen 
Las imágenes abdominales se obtienen típicamente en pacientes con sospecha de cirrosis, aunque las imágenes radiográficas por sí solas no son lo suficientemente sensibles o específicas para diagnosticar la cirrosis. Los hallazgos deben considerarse a la luz de otros signos de cirrosis, como el examen físico o los hallazgos de las pruebas de laboratorio. Además de evaluar el hígado, las imágenes abdominales pueden revelar carcinoma hepatocelular o hallazgos extrahepáticos sugestivos de cirrosis, como ascitis, varices, esplenomegalia y trombosis de la vena porta o hepática. La ecografía abdominal suele ser el primer estudio radiológico que se obtiene porque está fácilmente disponible, proporciona información sobre la apariencia del hígado y el flujo sanguíneo dentro de la circulación portal, es menos costosa que otras modalidades de imagen y no expone a los pacientes a contraste o radiación intravenosa.

Ultrasonografía
La ecografía se utiliza de forma rutinaria durante la evaluación de la cirrosis. No es invasivo, se tolera bien, está ampliamente disponible y proporciona información valiosa. En la cirrosis avanzada, el hígado puede parecer pequeño y nodular. La nodularidad superficial y el aumento de la ecogenicidad con áreas de apariencia irregular son compatibles con la cirrosis, pero también se pueden observar con la esteatosis hepática. Por lo general, hay atrofia del lóbulo derecho e hipertrofia del lóbulo caudado o izquierdo. Los investigadores han intentado utilizar la relación entre el ancho del lóbulo caudado y el ancho del lóbulo derecho como criterio ecográfico para el diagnóstico de cirrosis. Sin embargo, la sensibilidad es pobre.

En un estudio de ecografía de alta resolución en pacientes con sospecha de cirrosis que se sometieron a una biopsia hepática, la ecografía tuvo una sensibilidad del 91% y una especificidad del 94% para realizar el diagnóstico.

La ecografía también se puede utilizar como prueba de detección del carcinoma hepatocelular y la hipertensión portal. El hallazgo de nódulos en la ecografía justifica una evaluación adicional, ya que los nódulos benignos y malignos pueden tener un aspecto ecográfico similar. Los signos de hipertensión portal incluyen un aumento del diámetro de la vena porta, la presencia de venas colaterales y una disminución del flujo dentro de la circulación portal en las imágenes Doppler. La ecografía también es útil para detectar esplenomegalia, ascitis y trombosis de la vena porta.

Elastografía:
El aumento de la cicatrización del hígado se asocia con un aumento de la “rigidez” del tejido. Se han desarrollado varios métodos para evaluar la rigidez del hígado.

Biopsia:
Estándar de oro

Fuente: Uptodate

Conoces algún método para diagnosticar cirrosis?
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .