Hipercalcemia: Resumen

Hipercalcemia:
Calcio total >2.6mmol/l. Calcio ionizado >1.35mmol/l

CAUSAS:
Entre todas las causas de hipercalcemia, el hiperparatiroidismo primario y la malignidad son las más comunes, y representan más del 90% de los casos.

MANIFESTACIONES CLINICAS
Los pacientes con hipercalcemia leve (calcio <12mg/dl, 3mmo/l) pueden ser asintomáticos o pueden reportar síntomas no específicos, como estreñimiento, fatiga y depresión.
Un calcio sérico de 12 a 14 mg / dL (3 a 3.5 mmol / L) puede ser bien tolerado crónicamente, mientras que un aumento agudo de estas concentraciones puede causar síntomas marcados, como poliuria, polidipsia, deshidratación, anorexia, náuseas, estreñimiento, debilidad muscular, y cambios en el sensorio.
En pacientes con hipercalcemia grave (calcio> 14 mg / dL [3.5 mmol / L]), a menudo hay una progresión de estos síntomas. ( debilidad, dificultad para concentrarse, confusión, estupor y coma).
DIAGNOSTICO
El primer paso en la evaluación de un paciente es verificar con la medición repetida (calcio total corregido para la albúmina). Tanto la hipo e hiperalbuminemia modifican la concentración de calcio total, si se dispone de calcio ionizado, es preferible medirlo en estas situaciones.
Claves clínicas:
Los hallazgos clínicos que favorecen el diagnóstico de hiperparatiroidismo primario incluyen un paciente asintomático con hipercalcemia crónica, una mujer posmenopáusica, un examen físico normal, ninguna otra causa obvia de hipercalcemia, un historial familiar de hiperparatiroidismo y evidencia de neoplasia endocrina múltiple.
Laboratorio:
El objetivo inicial es diferenciar la hipercalcemia mediada por la PTH (hperparatiroidismo primario y síndromes hiperparatiroideos familiares) de la hipercalcemia no mediada por PTH (principalmente malignidad, intoxicación por vitamina D, enfermedad granulomatosa). Por lo tanto una vez confirmada la hipercalcemia, el siguiente paso es medir la PTH.
TRATAMIENTO
Hipercalcemia leve:
Los pacientes con hipercalcemia asintomática o sintomática leve (calcio <12 mg / dL [3 mmol / L]) no requieren tratamiento inmediato. Se recomienda una hidratación adecuada (al menos de seis a ocho vasos de agua por día) para minimizar el riesgo de nefrolitiasis.
Hipercalcemia moderada:
Los individuos asintomáticos o levemente sintomáticos con hipercalcemia crónica moderada (calcio entre 12 y 14 mg / dL [3 a 3.5 mmol / L]) pueden no requerir tratamiento inmediato. Sin embargo, deben seguir las mismas precauciones descritas anteriormente para la hipercalcemia leve.
Hipercalcemia grave:
– Expansión de volumen con solución salina isotónica a una velocidad inicial de 200 a 300 ml / hora que luego se ajusta para mantener la producción de orina de 100 a 150 ml / hora.
– Administración de calcitonina de salmón (4 unidades internacionales / kg) y repetir la medición del calcio sérico en varias horas. Si se observa una respuesta hipocalcémica, entonces el paciente es sensible a la calcitonina y la calcitonina se puede repetir cada 6 a 12 horas (4 a 8 unidades internacionales / kg) . Normalmente, administramos calcitonina (junto con un bifosfonato) en pacientes con calcio> 14 mg / dL que también son sintomáticos.

– La administración concurrente de ácido zoledrónico (ZA; 4 mg por vía intravenosa [IV] durante 15 minutos) o pamidronato (60 a 90 mg durante dos horas), preferiblemente ZA porque es superior al pamidronato en la reversión de la hipercalcemia relacionada con la malignidad. (Vea ‘Bifosfonatos’ a continuación.)

Nota:
*La administración concurrente de ácido zoledrónico (ZA; 4 mg por vía intravenosa [IV] durante 15 minutos) o pamidronato (60 a 90 mg durante dos horas), preferiblemente ZA porque es superior al pamidronato en la reversión de la hipercalcemia relacionada con la malignidad. (Vea ‘Bifosfonatos’ a continuación.)
**Pueden requerir hemodialisis aquellos pacientes con concentraciones séricas de calcio en el rango de 18 a 20 mg / dL (4.5 a 5 mmol / L)
Prevención de la recurrencia:
Muchos pacientes con neoplasia maligna también pueden tener enfermedad ósea metastásica y recibirán IV ZA o pamidronato cada tres o cuatro semanas como parte de su tratamiento para prevenir complicaciones esqueléticas.
Para los pacientes con hipercalcemia de neoplasia maligna sintomática que es refractaria a ZA, denosumab (dosis inicial de 60 mg por vía subcutánea, con dosis repetidas según la respuesta) es una opción alternativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .